¿Cómo Incrementar la Potencia Sexual? 5 Ejercicios Para Lograrlo

 

 

Los problemas de erección afectan a uno de cada tres hombres en el mundo. Sin embargo, la disfunción eréctil y la pérdida de la libido no siempre son un signo de impotencia sexual. Averigüe cuáles son los signos de impotencia sexual y cuándo ir para recibir tratamiento.

La impotencia afecta a los hombres que sufren de disfunción eréctil durante mucho tiempo. La incapacidad de tener la emoción para tener relaciones sexuales largas (que dura entre 2 y 3 semanas) es el primer síntoma de los trastornos. Aunque la impotencia afecta a las personas mayores más a menudo, los estudios muestran que los pacientes más jóvenes apenas tienen 18 años.

¿Cómo preservar tu masculinidad?

El grupo de síntomas de impotencia no aparece todo a la vez. En la fase inicial, primero puede observar una dificultad para tener o mantener una erección suficiente y sentir la frecuente falta de eyaculación. Este tipo de síntomas no deben ser ignorados. Según las estadísticas, ¡el 47% de los trastornos eréctiles no tratados se convierten en impotencia sexual!

Causas de problemas sexuales embarazosos

Los especialistas han definido dos grupos principales de causas de la disfunción eréctil:

– Causas físicas (por ejemplo, enfermedades cardiovasculares)
– Causas psíquicas

La pérdida de la satisfacción sexual a menudo es causada por el estrés y la depresión. En este caso, es necesario consultar a un psicólogo o un sexólogo. La disfunción eréctil causada por trastornos psicológicos afecta a más y más jóvenes que viven en una carrera permanente hacia el éxito y cuyo objetivo es convertirse en el macho alfa, garantizando a toda costa su dominio en la cama. El miedo a no poder satisfacer a la pareja o no ser capaz de asumir el papel de un hombre puede ser muy frustrante y conducir a una grave disfunción eréctil.

La mala salud física del cuerpo también puede ser una de las causas de los problemas de erección. La hipertensión, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes pueden reducir el rendimiento sexual del hombre hasta en un 80%.

El tratamiento de la impotencia sexual es un proceso adaptado a las causas de los trastornos y las predisposiciones individuales de cada hombre. En algunos casos, es necesario aplicar un tratamiento específico como la terapia hormonal que regula el nivel de testosterona. Si la disfunción eréctil se debe a problemas de salud mental, se recomienda consultar a un terapeuta sexual que realizará terapia individual y lo ayudará a recuperar la alegría del sexo.

En el mercado, también puedes comprar muchos medicamentos para una erección más larga y más fuerte. Los productos para el tratamiento de la impotencia sexual con ginseng y L-arginina efectivamente tratan ciertas disfunciones eréctiles y restauran su potencia sexual perdida.

5 consejos para retrasar la eyaculación precoz

La eyaculación demasiado rápida desempeña un papel crucial en la vida sexual y la supervivencia de la pareja. El control de uno mismo y del propio cuerpo a veces es difícil, pero hay incluso muchos métodos para prolongar la resistencia masculina en la cama. ¿Cómo hacer?

  1. Ejercicios

Hoy existen técnicas de control que pueden enseñarle cómo controlar la eyaculación. Este tipo de ejercicio (solo o con su pareja) puede dar excelentes resultados siempre que se realicen con regularidad. Para retrasar la eyaculación en el sexo completo, haga una pausa y relájese hasta que la intensidad de la excitación disminuya. La eyaculación debe ocurrir después de varios ensayos. Después de unos pocos días de ejercicio, este método le dará más control sobre sus reacciones.

  1. Productos que prolongan la duración de la relación sexual

En el mercado, puedes encontrar muchos productos para una erección más larga. El objetivo de estos productos es retener mejor la sangre en el cuerpo cavernoso del pene para prolongar la erección y retrasar la eyaculación. La ventaja de este tipo de productos es su acción inmediata y su accesibilidad en el mercado, lo que les permite comprarlos sin receta.

  1. Pensamientos reflexivos

Dado que el orgasmo nace en el cerebro, a veces es útil reemplazar nuestros pensamientos internos con otros pensamientos que pueden ayudar a retrasar el emocionante final. El hombre es bastante receptivo a todo lo que es visual, por lo que a veces es suficiente que deje de mirar a su pareja sexy para que la emoción disminuya. También puedes tratar de pensar en otra cosa que no tenga nada que ver con el sexo. ¡Ten cuidado ya que no dura demasiado!

  1. Cambio de posiciones

Si tiene problemas con la eyaculación precoz, siempre elija posiciones sexuales que lo ayuden a prolongar las relaciones sexuales. Durante un tiempo, no elija los puestos en los que la mujer está activa porque no tiene control sobre el ritmo de su informe. Elija posiciones clásicas donde no pueda ver todo el cuerpo de su compañero. Menos estimulantes, en particular, estimulantes visuales, permiten continuar sus juegos eróticos por más tiempo.

  1. Exercices de Kegel

El fortalecimiento de los músculos del piso pélvico tiene un impacto significativo en la calidad de la vida sexual. Este tipo de ejercicio realizado regularmente, controlará mejor la eyaculación e incluso aprenderá a tener un orgasmo sin eyacular. Para fortalecer los músculos de Kegel, cuando vaya al baño, intente detener el flujo de orina (2 o 3 veces en cada baño). Este ejercicio de contracción muscular lo ayudará a controlar mejor el pene luego de unos pocos días de entrenamiento.